banner-cobrepanama

Han aumentado las aplicaciones tecnológicas para tiendas físicas y en línea, así como para centros de distribución.

El nuevo comprador, marketing y canales ‘online’

0 Shares
0
0
0
0

A causa de la pandemia, los procesos relacionados a la transformación digital fueron acelerados, facilitando la organización y sostenibilidad de los negocios.

Por: Malema De León | mdeleon@panacamara.org

Los recursos tecnológicos dedicados a los canales online (en línea) experimentaron un aumento del 20% el año pasado, y el número de centros de distribución creció en 26%, en comparación con los años 2018 y 2019, según estudio realizado a empresas del sector retail (comercio al por menor) de Estados Unidos y países de Europa. Esta tendencia podría replicarse en América Latina con la transformación digital acelerada por efectos de del Covid-19.

Investigaciones durante la pandemia dan cuenta de que la industria retail, de comercialización masiva para el consumidor final, avanza hacia la transformación digital conforme se adoptan nuevas estrategias comerciales, procesos y tecnologías para ofrecer una experiencia más enriquecedora para el cliente.

Al respecto, el estudio “Adentrándose en territorio desconocido: la transformación del retail y su impacto en las infraestructuras digitales”, de Vertiv y DatacenterDynamics, destaca una atención cada vez mayor por el comercio electrónico (e-commerce), “en un esfuerzo del retail por responder a los cambios que se han producido en los hábitos de los consumidores”.

De acuerdo con el reporte en mención, una parte importante de la evolución hacia un comercio digital incluye una transformación radical de los centros de distribución. El número de centros de distribución y almacenes aumentó 26% en los dos últimos años, como resultado de la transformación de las operaciones de los comercios para responder a los consumidores por las compras online. El espacio en los centros de datos dedicados a la distribución y logística aumentó 10% y el uso de hosting en la nube para respaldar la distribución, 87%”.

“Los comercios actuales están transformando sus tiendas como respuesta a los cambios en los hábitos de los consumidores y a los últimos avances tecnológicos. También están invirtiendo más en recursos de TI –Tecnología de la Información- para mejorar la experiencia de los consumidores y, de esta manera, poder influir en la toma de decisiones de los compradores”, dijo al respecto, Karsten Winther, vicepresidente de ventas en Vertiv para Europa, Oriente Medio y África.  

Para Lucas Beran, analista de infraestructura para el centro de datos en IHS Markit, “los comercios están esforzándose por optimizar los sistemas de TI de sus tiendas y centros de distribución con el objetivo de ofrecer mejores experiencias a sus clientes en todas y cada una de las interacciones con su marca. Se requiere nuevos enfoques a la hora de abordar la infraestructura física para aumentar la fiabilidad de TI, acelerar los ciclos de comercialización, contener los gastos y reducir las complejidades en la gestión”.

Comercio en línea, oportunidad y necesidad

A juicio de Sebastián Stranieri, CEO de VU, la  pandemia ha dejado un aumento exponencial en el volumen de transacciones en línea, y el e-commerce se presentó como una herramienta, manifestó al referirse al estudio “E-commerce: Latinoamérica en tiempos del covid-19, desarrollado por PayU, el cual mostró que durante los primeros siete meses del año pasado, la plataforma tuvo un incremento del 71% en compradores, 62% en transacciones y 49% en ventas en Colombia, Argentina, Brasil, Chile, México y Perú.

La adopción de nuevas tecnologías requiere de velocidad y agilidad para ofrecer una mejor experiencia a los consumidores y usuarios.

Por su parte, Guillermo Brinkmann, presidente de la Región Norte de América Latina y el Caribe de SAP, “la pandemia ha puesto a prueba la resiliencia y capacidad de adaptación de las empresas, algunas de las cuales han reaccionado rápidamente creando una nueva propuesta de valor acorde a las circunstancias”.

Brinkmann, refiriéndose a un estudio de la consultora Kantar, señaló que el e-commerce creció 300% desde inicio de la pandemia, y con éste, el número de personas que realizan compras en línea en un 30%, lo que podría “marcar la pauta de crecimiento esperado para los próximos 2 a 5 años”. De acuerdo con el ejecutivo, aunque América Latina ocupa el cuarto lugar a nivel global en consumo de comercio electrónico, se prevé que las ventas mantengan un fuerte incremento hasta alcanzar los US$81,000 millones en 2022. “Este número podrá incluso ser superado como consecuencia del cambio de hábitos que están tenido los consumidores por cuenta de la pandemia”, acotó.

Tecnología y logística en Panamá

Como en otros países, en Panamá la pandemia aceleró el cambio hacia una mayor digitalización y dejó en evidencia que la conectividad es imprescindible para el trabajo, la educación, la salud y el comercio. Así lo ha expresado la Asociación de Empresas del Área Panamá Pacífico ADEDAPP que apoya y se suma a los esfuerzos de los sectores públicos y privados dirigidos a  fortalecer la digitalización en los procesos para que el país mantenga su competitividad.

“Instamos a continuar trabajando juntos, Estado y empresa privada para impulsar aún más la modernización de la institucionalidad logística del país, lo que involucra la digitalización de todos los procesos, algo que la pandemia está acelerando y que forma parte de uno de los pilares de la Estrategia Logística Nacional”, indicó Jaime Carrizo, presidente de ADEDAPP.

En un comunicado, esta asociación destaca que el 2020 significó un giro importante para la industria logística. “Los estrictos controles de salubridad derivados de la pandemia del COVID-19 y las limitaciones en el transporte de mercancías, exigieron cambios en las formas de trabajo y trámites más eficientes y digitalizados”.

En Panamá, la actividad logística es uno de los principales motores de la economía, y, según cifras oficiales,  “aporta el 30% del Producto Interno Bruto (PIB) del país, por lo que su sostenibilidad es crucial para garantizar la recuperación y reactivación de todas las actividades”, agregó el comunicado de la ADEDAPP.

Esta asociación también destaca que, según datos de la Autoridad de Innovación en Panamá (AIG), de los 2,300 trámites que se realizan en instituciones públicas, 129 están digitalizados, “es decir menos del 10%”.

Seguridad alimentaria y consumidores

Tetra Pak presentó, en febrero pasado, hallazgos de su estudio de investigación global, en asociación con Ipsos, que muestra que la seguridad alimentaria es un problema importante para la sociedad. “La preocupación por el medio ambiente sigue siendo sorprendentemente poderosa, lo que apunta hacia un dilema en la mente de los consumidores, mientras intentan equilibrar las prioridades críticas de la existencia humana a través de alimentos seguros y la sostenibilidad del planeta”, se destalló.

El Índice de Tetra Pak, en su decimotercera edición, reveló que más del 50% de los consumidores no solo cree que mejorar la seguridad alimentaria es responsabilidad de los fabricantes, lo ven como el problema número uno que las empresas deben abordar ahora y en el futuro. Según la investigación, la salud está profundamente relacionada con los problemas de seguridad e higiene de los alimentos: dos tercios de los consumidores dicen que estar saludable es ser seguro y el 60% de los consumidores en todo el mundo dicen que les preocupa que los alimentos que compran sean higiénicos y seguros.

Adolfo Orive, Presidente y CEO de Tetra Pak, comenta: “La pandemia de COVID-19 ha interrumpido el statu quo, ha acelerado las tendencias y ha creado un nuevo panorama de necesidades y oportunidades de los consumidores para que las empresas puedan aprovechar”.

El Índice Tetra Pak 2020 también destaca cómo el desperdicio de alimentos está aumentando en la agenda y esto ahora es visto como una preocupación por más de tres cuartos de los encuestados. “Los consumidores citan la reducción del desperdicio de alimentos como el problema ambiental número uno en el que pueden influir y una de las tres principales prioridades para los fabricantes”, señaló el informe.

Tendencia en los hábitos de consumo

En la segunda edición de Lecture Series, organizado en noviembre pasado por Stratego en alianza con IESA y Ciudad del Saber, expertos en marketing y las compartieron su experiencia y datos actualizados para conocer al nuevo consumidor y las estrategias que las marcas están utilizando para conectarse con el mercado y la sociedad.

En este sentido, Alejandro Betancourt, vicepresidente de Mercadeo y Comunicaciones de P&G en Latinoamérica y Joao Pedro García, ejecutivo de marketing de Philips y B2B coincidieron en que el adecuado uso del e-commerce, el manejo de las búsquedas en internet y la capacidad de respuesta inmediata de las marcas serán clave para destacarse en el mercado.

En esa oportunidad se consultó sobre ¿qué es lo que más valora el consumidor actual de las marcas? Obteniéndose las siguientes respuestas: 56% considera que el precio, 20% la comunicación empática, 12% opina que la innovación, 8% valora la sostenibilidad y 6% la responsabilidad social. “Esto evidencia que la pandemia ha afectado importantemente al consumidor y lo ha llevado a colocar al precio como el elemento más relevante en su decisión de compra actual”, se explicó durante esta actividad.

Para Betancourt, es importante entender que en la actualidad hay dos hechos fundamentales que han cambiado las tendencias de consumo: la forma de entretenerse y las prioridades claras en gasto. “Esto ha influido en el crecimiento del e-commerce y hemos visto cómo en cinco meses aumentó lo que se esperaba que hiciera en cinco años.

Si traducimos esto en cifras hablamos de que, en la región, el e-commerce representa hoy entre el 20% y 25% de la facturación de los retails, la cual antes se ubicaba entre un 2% y un 6%”, agregó.

Tanto Betancourt como García sostienen que el consumidor se inclina por elegir aquellos productos o empresas que son buenas para el medio ambiente y para la sociedad, que se preocupan porque tengamos un mejor futuro y que han sido consecuentes con las comunidades durante todos este tiempo que se han vivido situaciones difíciles de salud e incluso de inestabilidad económica.

Índice de confianza del consumidor panameño

La Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (CCIAP), en alianza estratégica The Marketing Group, presentó el Índice de Confianza del Consumidor Panameño (ICCP), el cual, según la medición del mes de enero 2021, marcó 98 puntos, 6 puntos por arriba de la medición de noviembre 2020. 

El gerente general de The Marketing Group, Domingo Barrios, comentó que “El índice se mantiene en niveles de leve desconfianza ante la limitada reactivación económica del país y los nuevos cierres observados”.  “Este indicador se mantiene por debajo de la línea de confianza, aunque con una leve mejoría, ya que la reactivación económica, poco a poco, va generando un mayor nivel de positivismo en el consumidor”.

Las expectativas sobre la probabilidad de ahorrar dinero muestran, nuevamente, un resultado de 78 puntos, por debajo del punto de equilibrio, para la medición de enero 2021, por lo que se mantiene en niveles de desconfianza marcada.

ads1
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like