banner-cobrepanama

Gustavo Manrique
Gustavo Manrique Salas | Socio de Stratego

Energizando la cultura organizacional

0 Shares
0
0
0
0

Por: Gustavo Manrique Salas | gmanrique@stratego.com.pa

En el marco de esta nueva era, tuve oportunidad de compartir un webinar sobre “cultura corporativa en tiempos de transformación” con Irene Perurena, vicepresidente ejecutiva de la Ciudad del Saber y Ely Aquino, director de Endobrand.

Para poner en contexto el valor de este tema en la actualidad, tomaré como punto de partida el planteamiento de la profesora del IESA Elena Granell, autora del libro Éxito Gerencial y Cultura Corporativa, quien destaca que la cultura organizacional es un conjunto de valores, creencias y conductas que han resultado exitosas para una empresa y es lógico pensar que cuando la estrategia de la organización y el entorno cambia, la cultura que antes había sido un apoyo puede convertirse en un obstáculo o freno.  

Estamos entrando a una nueva era que no sólo incluye un acelerado proceso de transformación digital, sino también cambios de hábitos del consumidor y una evolución de los modelos de negocio. En este contexto, la reflexión de la profesora Granell está más vigente que nunca porque la cultura puede ser un gran obstáculo para que las organizaciones evolucionen y dejen atrás viejos paradigmas.

En un sondeo realizado por Stratego e IESA a más de 200 profesionales, recientemente, el 99% de los consultados coincidió en la necesidad de revisar la cultura corporativa de las organizaciones para responder a las exigencias futuras. De igual forma, el 91% considera necesario replantear el propósito de su organización en función de las expectativas sociales actuales y futuras sobre el desempeño empresarial y las marcas.

Los mayores desafíos en las organizaciones internamente están en la expectativa de un nuevo liderazgo más abierto y horizontal, los cambios en el entorno laboral relacionados con la flexibilidad, el creciente interés por el emprendimiento e intraemprendimiento, la importancia de tener un propósito compartido entre los colaboradores y la empresa; entre otros aspectos.

Energizar la cultura también implica prever un entorno VUCA (Volátil, incierto, complejo y ambiguo), en el cual orbitan alrededor de la empresa y sus marcas exigencias en materia de sostenibilidad, diversidad, y equidad de género, agilidad para responder a los nuevos hábitos de consumo y atender las expectativas de las marcas como actores sociales activos, entre otros aspectos.

La frase “Es que siempre lo hemos hecho así”, típica de algunos líderes, no sólo es obsoleta, también es fiel reflejo de la incapacidad de éstos para asumir los retos de cambio. Los caminos que nos trajeron hasta el éxito presente no son los mismos que nos llevarán al éxito futuro. La pregunta que tenemos que formularnos es: ¿La cultura de mi empresa está configurada para responder a las exigencias actuales y futuras del mercado o, por el contrario, es un obstáculo para evolucionar?

No hay duda que una prioridad en nuestros tiempos es hacer “introspección corporativa”, revisar las entrañas de la organización, promover un liderazgo transformador, retar los preceptos y paradigmas, abrir espacios para la discusión a todo nivel, escuchar a las nuevas generaciones de profesionales, al consumidor y los grupos de interés.

*Las opiniones aquí expresadas son de exclusiva responsabilidad del autor, y pueden no coincidir con las del cuerpo editorial de esta revista o las de este gremio empresarial.

ads1
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like